Anuncios

Lleva tus sueños a mano 

  Lleva siempre tus sueños a mano. En el bolsillo pequeño de tus vaqueros, ese que nadie sabe para qué sirve. Lleva siempre un mechero contigo. Nunca sabes dónde ni cuándo encontrarás la mecha… Sigue leyendo

Mi ciudad lleva tu nombre

Mi ciudad lleva tu nombre

Por Dinamita en los ojos

Que seas muy feliz y que vivas en paz, sin rencores ni recuerdos. O que me recuerdes, sí, como la mujer de la pólvora y los efectos especiales. Como la mujer que llenó de chispas y fuegos artificiales tu barrio, tu bar y tu vida. La de los ojos grandes y llenos del deseo de saber más de ti. La que guió tus pestañas por el paseo del triunfo más certero, el del amor sin exigencias.

Diferentes, no imposibles

Somos diferentes, pero no imposibles. Somos polos opuestos que se atraen y se repelen a tal velocidad que la luz es incapaz de alcanzarnos. Nos queremos, nos odiamos, nos amamos y nos matamos a… Sigue leyendo

Tú, mi propósito de Año Nuevo

En mi lista de propósitos para este nuevo año que acaba de entrar solo hay dos letras: tú. No me hacen falta más. Lo único que necesito es tiempo y momentos a tu… Sigue leyendo

Hoy es Navidad

Hoy es Navidad. Probablemente hayas recibido ya unos cuantos regalos. Ese móvil con el que soñabas en las marquesinas de autobús de cada uno de tus viajes de vuelta a casa. Esas deportivas… Sigue leyendo

Aquí y ahora

Me haces falta. Aquí. Ahora. Entre mis sueños, en las noches de invierno. Al calor de mis abrazos, al resplandor de las luces de Navidad que dejaron de alumbrar desde que no estás a… Sigue leyendo

Silencio

Hay silencios que dijeron más que miles de palabras. Miradas que se cruzaron y que fueron incapaces de articular una sola palabra. Suspiros que valieron más que champán y rosas. Lo que nunca… Sigue leyendo

Impar y falta

La vida a veces es pólvora mojada. Fuegos sin artificio y saltos sin red a un vacío que se llena de todo menos de miedo. El tiempo nos arroja a un precipicio al… Sigue leyendo

Nos estamos olvidando de escuchar

  Nos estamos olvidando de escuchar. Hay demasiado ruido y poca atención.  No parece que nos importe nada más allá de las fronteras de nuestras vidas. Lo que nos ocurre a nosotros es siempre… Sigue leyendo

Restar llevando

Un día fuiste casa. Con puerta y sin ventanas. Para que nunca nos llevase la corriente. Yo siempre fui tu chimenea, esa que trasnochaba al calor de tus abrazos. Tú echabas leña al… Sigue leyendo