Hubo un tiempo

AE_home

Película “An education”

Por Dinamita en los ojos.

Hubo un tiempo en el que nos quisimos más de lo que está permitido. Era mediados de abril y la primavera empezaba a florecer en tu sonrisa. Me mirabas como si el mundo entero dependiera de mi voluntad, como si tuviera en los bolsillos la cura para todas las soledades.

Ya te digo que era abril, pero lo único que recuerdo es el calor que me abrasaba cada vez que te veía, y es que en mi cuerpo era agosto cuando te tenía cerca, y el Mediterráneo bañaba mi vida cada vez que me besabas. Aquel tiempo en el que nos quisimos sin medidas, fue, sin dudas, el mejor tiempo de mi vida. Sin embargo, ahora hay días en los que el Mediterráneo se me acumula en los ojos y tengo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no desbordarme. Cuéntame, tú que sabes, cómo dejamos que se llenara de desconfianza la playa de nuestra historia. Dime, cómo nos llenamos de reproches y de secretos compartidos con otros, si yo te lo dije bien claro: amigos antes que amantes. Pero a ti se te olvidó, yo nunca te lo recordé y llegaron las excusas. Las excusas que no son otra cosa que mentiras disfrazadas de buena voluntad. Dejamos de entendernos, nos mirábamos, sí, pero con misterios sin resolver, con silencios dolorosos y con preguntas ahogadas por la rutina. Hubiera preferido que nos gritáramos e, incluso, reventar los cristales si con ellos hubieran muerto las dudas.

Hubo un día en el que nos quisimos y no sabes cuánto lamento que el paraíso sea tan efímero. Ojalá pudiéramos ser los de antes, porque si fuera posible olvidar lo que duele, créeme que ya hubiera tocado con mi varita mágica el tormento de nuestros recuerdos.

 

Anuncios