Nos estamos olvidando de escuchar

 

Silvano Bottaro

 Nos estamos olvidando de escuchar. Hay demasiado ruido y poca atención. 

No parece que nos importe nada más allá de las fronteras de nuestras vidas. Lo que nos ocurre a nosotros es siempre más importante que el resto del mundo. Lo demás está de más.

Y es que nos olvidamos de que si tenemos dos orejas y una boca, es para que escuchemos el doble de lo que hablamos. Pero no. No lo hacemos. Solo son frases que compartimos en Facebook, pero que no nos aplicamos. Es el postureo, el “consejos vendo pero para mí no tengo”.

Porque nuestro trabajo, lo que nuestro jefe nos promete o todas las responsabilidades que tenemos 24 horas al día no son más importantes que saber si un amigo está conociendo a una chica. Todo eso por lo que nos pagan no tiene mayor importancia que una lágrima en silencio que somos incapaces de ver.

No debemos olvidar que el dinero, el poder, la fama o los éxitos no son nada sin nadie con quien compatirlos. Y nunca es demasiado tarde para darnos cuenta.

Anuncios